domingo, 28 de mayo de 2017

Humor tropezado






9 increíbles especies raras en peligro de extinción

Uroplatus phantasticus. LA SALAMANDRA SATÁNICA. Especie endémica de Madagascar.

MURCIÉLAGO YODA. No tiene nombre científico. Encontrado en los bosques de Nueva guinea.


LA RANA PINOCHO. Descubierto en las montañas Foja de Papúa, Indonesia.


SALTAMONTES PAVOREAL (Pterochroza ocellata).


Theraphosa blondi. Se trata de la araña más grande del mundo. Puede llegar a pesar 170 gramos y medir 30 centímetros.

ESCORPIÓN EMPERADOR (Pandinus imperator). Localizado en Ghana, Africa.

ARAÑA-DINOSAURIO ATEWA (Ricinoides atewa). Esta antiquísima araña se encontró en la Reserva Forestal de Atewa, en Ghana. Mide 11 milímetros.

SALAMANDRA ET (Bolitoglossa). Encontrada en Ecuador.

HORMIGA ANZUELO (Polyrhachis bihamata). Encontrada en Cambodia. Mide 1,5 cm.





FUENTE



8 cosas que no debes hacer jamás en un avión

Si creés que lo único que no hay que hacer al subir a un avión es decir la palabra “bomba”, esta nota te va a sorprender. Mirá este serie de consejos que te ayudarán a tener un viaje más tranquilo.

  • 1. Quedarte atorado en el asiento del medio. Más de la mitad de los turistas preferirían ir al dentista que viajar en medio de otros dos pasajeros, según una encuesta de 2009 realizada por The Global Strategy Group en los Estados Unidos. Lamentablemente, en ocasiones ese asiento es el único disponible. Aumentá las posibilidades de escapar de él programando una alerta en expertflyer.com. Seleccioná el tipo de asiento que prefieras (ventanilla o pasillo) y tu número de vuelo. Cuando se desocupe un asiento que cumple con tus criterios, recibirás un correo. Entonces podés ir a la página Web de la aerolínea y cambiar de lugar.
  • 2. Olvidar el cuidado matutino de tu piel. El simple hecho de que estarás en un espacio cerrado, no significa que puedas dejar de usar protector solar. Un pequeño estudio encontró que los pilotos que vuelan por una hora, reciben la misma cantidad de radiación que si hubieran pasado 20 minutos en una cama solar. También es importante humectarse para evitar la piel reseca y con picazón, ya que el aire presurizado de un avión es notoriamente seco.
  • 3. Quedarte dormido antes de despegar. Si lo hacés, será más difícil que equilibres la presión en tus oídos (lo cual lograrás más rápido si masticás chicle o bostezás.) Si tenés la tendencia a sufrir jaquecas cuando volás, evitá dormirte antes de que sientas que se libera la presión de tus oídos.
  • 4. Cerrar la rendija de ventilación. Tal vez el aire que recircula al interior del avión no está tan fresco como un amanecer, pero mantenerlo soplando en tu cara puede ser benéfico. Los doctores recomiendan abrir la ventilación en nivel bajo a medio, para evitar que los gérmenes invadan tu espacio personal.
  • 5. Pedir café o té. Muchas aerolíneas elaboran sus bebidas calientes con agua de un tanque a bordo y, ¡sorpresa!, no es la parte más limpia de un avión. Un reporte de 2012 de la Agencia de Protección del Ambiente encontró que el 12 % de los aviones transportaban agua que dio resultados positivos para coliformes, un indicador de que podrían tener otras bacterias nocivas. Los expertos dicen que calentar el agua para hacer café o té no la desinfectará totalmente.
  • 6. O beber una gaseosa. El incremento en altitud puede hacer que el gas intestinal se expanda hasta 30 %, así que te conviene evitar el consumo de bebidas carbonatadas en las nubes. Mantené tu estómago asentado con agua embotellada.
  • 7. Tocar la mesita. La mesita que está en el asiento delantero es, por mucho, la superficie con más bacterias en todo el avión. Un estudio encontró que éstas tienen en promedio 850 unidades de bacterias por centímetro cuadrado. Comparalo contra las 105 unidades en el botón del inodoro. Y aunque todas las muestras dieron negativo para bacterias potencialmente infecciosas, como E. coli, es recomendable mantener la comida en el plato.
  • 8. Permanecer sentado todo el vuelo. Durante vuelos mayores a cuatro horas, mantenerse en el mismo lugar puede aminorar tu circulación y ponerte en un riesgo bajo de coágulos. Caminá hacia el baño cada dos o tres horas, o hacé algunos ejercicios sentado, como extender las piernas y flexionar los pies, o llevar las rodillas hacia el pecho por 15 segundos.


7 cosas que el farmacéutico no te dice (ni quiere que sepas)

En qué farmacias hay mejor atención? ¿Qué medicamentos tienen mejor precio? ¿Qué días conviene ir a la farmacia? Enterate sobre éstos y otros secretos en esta nota.


1. Ten cuidado con esta palabra: fenilefrina.  Es la sustancia activa de la mayoría de los fármacos antigripales de venta libre, pero no es mejor que un placebo. Los laboratorios farmacéuticos empezaron a usarla después de que se prohibió la venta de medicamentos con pseudo efedrina, un descongestivo que sí funciona, debido a que se utilizaba para elaborar metanfetaminas.
2. No acudas a la farmacia los primeros días de cada mes. Es cuando los jubilados por lo general reciben sus órdenes médicas o haberes jubilatorios y corren a surtir sus recetas médicas. A menudo, el mejor momento para ir es a media semana o durante el horario laboral, pero no a la hora del almuerzo.
3. ¿Sabías que puedes ahorrarte una visita al médico? En el consultorio de la farmacia es posible medirte la presión arterial, ponerte vendajes, aplicarte inyecciones y darte orientación médica básica.
4. Si pagas tus medicamentos, compara precios. Tanto los fármacos de patente como las versiones genéricas de éstos pueden costar mucho más en algunas farmacias. Primero averigua los precios en varias de ellas.
5. Aunque tengas descuentos especiales, siempre pregunta si un fármaco es más barato si lo pagas en efectivo. Algunas farmacias hacen descuentos si se hacen compras de este modo.
6. El hecho de que el mostrador de la farmacia se encuentre al fondo del comercio es molesto, pero esta ubicación es a propósito: se espera que en los pasillos veas algo tentador y lo compres.
7. Si deseas un servicio más personalizado y esperar menos a que te atiendan, busca una farmacia independiente.  Estos establecimientos suelen ser mejor evaluados en las encuestas sobre servicio al cliente y tiempo de espera.




6 hábitos que le ponen frenos a tu éxito

Cambiar con sabiduría es vital en un mundo sujeto a una constante transformación que aísla y arruina a las personas y a los grupos de mente cerrada.

Hoy en día lo único estable es el cambio. Todos necesitamos audacia y sensatez para elegir lo mejor aprender y crecer con las crisis.

En ocasiones te llaman a recuperar lo perdido, otras veces te dicen que hay que innovar, y siempre te invitan a avanzar con equilibrio, es decir, frenando y acelerando a su debido tiempo. Identifica cuáles son los bloqueos que te impiden cambiar. Así es más fácil elegir el valor que te mueve a innovar para poder sobrevivir.

Estas son las principales barreras y el modo de superarlas:

  • Temor Sientes miedo a lo desconocido y lo puedes vencer con una firme confianza. También hay que derrotar el miedo al fracaso, consciente de que los errores y las caídas son parte del aprendizaje.
  • Costumbre Tiendes a ser rutinario y creas dependencias con los hábitos aunque te hagan daño. Debes liberar la imaginación, ser creativo y atrevido. La frase “Eso nunca se ha hecho aquí” ha causado estragos en individuos y entidades rígidas y cerradas. Cuando más arriesgas es cuando no arriesgas nada.
  • Duda Todo cambio te lleva de algún modo al terreno de lo incierto; por eso, hay que crecer en decisión. La única duda valiosa es la que te aporta un sentido crítico y te ayuda a actuar con cautela. Si quieres cambiar debes creer y esperar.
  • Incomodidad Los cambios causan molestias, pero no tantas como las que nacen de quedarse atrás. Para cambiar hay que salir de la zona de comodidad, seguros de que no cambiar trae peores incomodidades y lleva a la ruina.
  • Pesimismo En lugar de esperar lo peor de un cambio, nos conviene pensar en lo bueno que trae y en las ganancias que se obtienen. Al mundo lo mueven y lo hacen progresar los entusiastas, no los derrotistas ni los seres miopes y quejumbrosos.
  • Rigidez Un freno que se supera con la elasticidad y la flexibilidad. Fluir siempre trae ganancias y evita conflictos estériles y desgastes inútiles. Por eso, los japoneses admiran tanto el bambú: para ellos es un espejo de flexibilidad. Saber equilibrar lo viejo y lo nuevo es una necesidad en este mundo dinámico de cambios acelerados. El saber humano se duplicó en el último decenio y se duplicará de nuevo cada cinco años. Si no quieres que te deje el tren de la historia necesitas una nueva forma de pensar y nuevos paradigmas, mientras los enamorados del pasado eligen involucionar y aferrarse a modelos mentales que ya están caducos y pertenecen más a un museo.


5 pasos para mejorar tu concentración

En cualquier actividad que desarrollemos vemos implícita nuestra plena concentración, lo cierto es que para muchos de nosotros mantener la mente en una actividad específica durante un periodo considerable puede resultar complicado, qué decir cuando son varias las tareas a realizar.

Los expertos en ciencias del cerebro y psicología, como la profesora Nilli Navie de la University College Of London, mencionan que es posible entrenar la mente y hacerle algunos trucos o juegos para que no se distraiga y se concentre en la actividad que tiene por delante.

Estos son algunos prácticos consejos que la especialista da para ejercitar y mejorar la concentración y memoria en nuestro cerebro:

  • 1. Aliméntate e hidrátate en buena medida y forma Combina proteínas con carbohidratos para estabilizar los azúcares en la sangre y bebe abundante agua, pues la deshidratación reduce tu capacidad de concentración.
  • 2. Aplica Load Theory La investigación hecha por la profesora Nilli Navie, propone justamente realizar una distracción deliberada para enfocar la atención, como por ejemplo incluir sonido de fondo mientras tratas de concentrarte, reduce las distracciones. A ésta teoría se le denomina como Load theory (teoría de la sobrecarga). Esto funciona porque nuestra atención es un recurso limitado.
  • 3. Crea garabatos y dibujos En una investigación de la revista New Scientist, se le pidió a un grupo de voluntarios hacer garabatos en una hoja mientras escuchaban una grabación con la finalidad de enfocar la atención en el punto central del garabato; el resultado: ellos recordaron más lo que dicha grabación decía. Los garabatos están relacionados con lo que estás intentando memorizar, pueden considerarse como un deambular intencional de la mente.
  • 4. Despeja tu mente en sitios boscosos o llenos de vegetación Un estudio creado por la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, pidió a un grupo de estudiantes que dieran un paseo por la ciudad, mientras que un segundo grupo fue enviado a dar una vuelta por una reserva boscosa. El segundo grupo obtuvo una mejor calificación en pruebas de concentración.
  • 5. Ejercicio para tu mente Así es, el ejercicio también ayuda a reducir la ansiedad y aumentar tu capacidad mental, pues enfocarte en la actividad que realizas, el tiempo y las repeticiones, ayudará a mejorar el hábito de la concentración en tu cerebro. Si a esto le añades una grabación o la Load Theory (como se explica en el punto dos), los resultados serán mucho más positivos.


Nadie besa carne vieja

La sociedad de consumo tiene bastante facilidad para superar todos los tabúes del pasado. Lógico, su misión es seducir al consumidor y, para ello, no duda en ensalzar la homosexualidad, el lesbianismo o cualquier otra forma de relación que le resulte rentable. Por eso, mientras que en lo ideológico las fuerzas conservadoras mantienen un obsesivo combate contra la libertad sexual, en lo mercantil nadie cuestiona dichas libertades. Más aún, las utilizan para promocionar toda clase de productos y servicios en su propio beneficio.

Pero hay un tema que sigue sin aparecer en la comunicación comercial. Me refiero al sexo en la tercera edad. Todavía es demasiada la gente que encontraría desagradable la imagen de dos ancianos manifestándose excesivamente afectuosos. Prueba de ello es que pese a ser en la actualidad un grupo de población con un importante nivel adquisitivo, los anuncios no recurren a ese tipo de iconos para vender sus mercancías.

En este tabú actúan varias fuerzas convergentes. Una de ellas es la creencia de que el sexo tiene una función exclusivamente reproductora. Por eso, una vez que dicha función se amortiza, la relación sexual queda deslegitimada.

A estas alturas de la vida ese planteamiento, por sí solo, resultaría insostenible. Pero hay otro elemento que acude a reforzarlo: la resistencia de las generaciones más jóvenes a aceptar la exhibición, a través de otros, de su futura vejez. Más aún, si los protagonistas de dicha vejez intentan compartir con ellos un modelo de vida que consideran exclusivo de su privilegiada edad.

Y es bajo el yugo de ese tabú donde viven los ancianos. Con sus sueños, sus deseos, sus amores y sus carencias. Pero incapaces en muchos casos de manifestarlos besándose apasionadamente en la barra de un bar por miedo al escarnio. Y no digamos ya si encima esa pareja no responde al modelo heterosexual impuesto en nuestra cultura.

Hace años visité Benidorm en invierno. Es sus calles, en sus tiendas, en sus terrazas, tan solo se veían grupos de jubilados. La imagen resultaba bastante insólita. Pero lo más llamativo era ver a esas personas cogidas de la mano, o ligando, o haciendo las mismas cosas que hacían en el pasado hasta que la sociedad les expulsó de la cotidianeidad.

Desde un punto de vista literario pudiera parecer que esas personas se hubieran atrincherado en aquel lugar declarando la república independiente de la tercera edad. Pensé en ello y lo encontré hermoso. Una república en permanente combate contra la abdicación, el hastío o la melancolía. Y, sobre todo, una reivindicación de todos los placeres, incluido el sexual, frente a una sociedad que admite mejor la pornografía en internet que la pasión en la ancianidad.

Así de absurdos somos. Le negamos a la vejez el derecho al disfrute sin caer en la cuenta de que, tarde o temprano, esa negación nos alcanzará a todos.




En 1600 creían todas estas cosas erróneas

En el XVII, todas las personas biempensantes que vivían en Europa tenían una serie de creencias e ideas que, leídas de corrido, demuestran la enorme distancia que hay entre ellos y nosotros.

Porque, a pesar de que tendamos a enunciar agoreramente que estamos rodeados de fraudes, el conocimiento humano no ha dejado de aumentar exponencialmente a partir del año 1600. Antes de esa fecha, lo que sabíamos estaba en gran parte estancado. Pero a partir del siglo XVII, gracias a la Revolución Científica, en solo cien años los nuevos conocimientos adquiridos fueron más que todos los atesorados durante milenios.

Para darnos cuenta de este cambio de paradigma que supuso la Revolución Científica (o el nacimiento de llamada «ciencia moderna»), basta con presentar una lista de creencias e ideas de un europeo culto para comprobar hasta qué punto estaba atrapado en la ignorancia, en palabras del historiador David Wootton (La invención de la ciencia, 2017).

Ideas sobre medicina

  • Un europeo bien educado típico, en el año 1600, sostenía que el cuerpo de una persona asesinada puede empezar a sangrar en presencia del asesino. Una forma muy fácil de identificar al culpable y que hace prescindible a figuras como Sherlock Holmes.
  • ¿Que una daga te ha causado una herida? No importa: basta con untar la hoja de la daga con un ungüento y tu herida, voilà, se curará por sí sola. Así te ahorras una buena contaminación de gérmenes si un médico toquetea tu herida, porque en esta época no se conoce todavía (ni siquiera se ha inventado) un microscopio para ver microorganismos.
  • Para conocer los efectos curativos de una planta no es necesario hacer un análisis químico o un ensayo de doble ciego: basta con echar un vistazo a la forma, textura y color de la propia planta, que ya es suficiente pista sobre sus efectos.
  • Si tienes cualquier duda sobre salud, solo debes consultar las enseñanzas en medicina de Galeno, no importa que haya vivido en el siglo II: no hay que cuestionar a los sabios de la Antigüedad (por eso, hay que leer también a Ptolomeo y Aristóteles para resolver otras dudas sobre Historia natural o Astronomía). Además, cuando solo tienes unos veinte libros, ¿qué otra cosa te queda?
Ideas sobre la naturaleza
  • Los arcoíris no son un fenómeno natural, sino una señal enviada por Dios. Y los cometas, por cierto, no son fenómenos astronómicos sin más, sino una señal de mal presagio. Naturalmente, un europeo culto cree en la astrología. Y en los unicornios, aunque nunca haya visto ninguno.
  • Se puede transformar el metal en oro gracias a alguna secreta fórmula alquímica, si bien nadie ha logrado aún encontrarla.
  • El europeo educado está convencido, a pesar de que lo diga Copérnico, de que la Tierra permanece inmóvil y que el Sol y las estrellas giran a su alrededor (bueno, vale, ahora también hay gente que cree que la Tierra es plana).
  • Los ratones y otros animales pequeños no nacen como los seres humanos, sino que son generados espontáneamente. Como Aristóteles llegó a decir que muchos insectos «proceden del rocío que cae sobre las hojas», a mediados del 1500 Ambroise Paré, cirujano de los reyes de Francia, seguía creyendo en la generación espontánea de animales. Un siglo después, el naturalista P. Athanasius Kircher, autor de Mundus subterraneus, era del mismo parecer que Paré.
  • El europeo culto cree en los demonios y en la brujería. Las brujas, por ejemplo, son capaces de invocar tormentas para hundir barcos. También cree en hombres lobo, sobre todo en Bélgica. Y podría estar convencido, como muchos, de que la hechicera Agripa de Nettesheim (1486-1535) tiene un perro que, en realidad, es un demonio disfrazado.
  • No se barrenará la sien con el dedo índice si alguien le cuenta que ha consultado al médico y astrólogo Simon Forman, que usa magia potagia para ayudarte a recuperar bienes robados.
Ideas sobre la mente
  • Personas como Descartes creían que la mente ejercía control sobre el cerebro a través de la glándula pineal. La relación que postuló entre el cuerpo y la mente es llamada dualismo cartesiano o dualismo de sustancias. Sostuvo que la mente era distinta de la materia, pero podría influir en la materia.
  • Los sueños, en realidad predicen el futuro aunque hay que saber interpretarlos correctamente cual oráculo de Delfos psicoanalítico.
  • Lo mejor para aprender es la intuición personal, el pálpito, lo que sentimos, la experiencia personal o la experiencia personal de los demás; y también leer a los clásicos y los que se consideraron personas inteligentes hace siglos, aunque no tengan mucha idea de los nuevos descubrimientos. Al fin y al cabo, la ciencia no sirve para nada. El autor de Los viajes de Gulliver, Jonathan Swift, llegó a decir cien años después que la investigación científica era una pérdida de tiempo porque nunca producía ninguna aplicación práctica.


Aunque no lo creas: estas son papas (tubérculos)

Presentamos una asombrosa galería de papas (papa, el tubérculo), ese alimento tan apreciado en diversas culturas, y que hoy está tan mal vista por formar parte de la comida chatarr. 

Existe la creencia muy común que la papa engorda. 
Comparándola con otros alimentos y teniendo en cuenta el aporte de calorías que brinda a la dieta, debemos señalar que 100 gramos de papa hervida, no aportan muchas más calorías que una manzana por ejemplo; a pesar de esto hay la creencia de que la papa engorda, siendo este el principal motivo de rechazo del consumidor a la hora de la compra. En general, la papa es un alimento rico en carbohidratos, ya que tiene un alto contenido de almidón que conforma el 80% de la materia seca. Perú y Bolivia son el centro geográfico de origen de la papa.

Normalmente vemos en el supermercado un par de variedades, pero son muchas mas las que existen con aspectos, formas y colores bastante curiosos, como lo vemos a continuación:






Q'achu Ruki  




Son tan variadas en sabor y valor nutritivo que se puede crear una dieta completa con base en ellas. 


Uspa Toque 


Combinada con una proteína constituye una comida perfecta

Yana Watacacho 


La papa tiene vitamina C, potasio (combate los cálculos) y magnesio (alivia la gastritis). Pero es mejor cocerla al vapor, al igual que todas las verduras, porque se pierden muchas vitaminas en el agua


Yana Muro Quewillo


Además, las papas de pulpa morada o roja tienen gran cantidad de antioxidantes, pero los campesinos las cultivan para su autoconsumo, ya que en el mercado no han tenido éxito. 

Azul Waña 

Las experiencias cercanas a la muerte son mas reales que las normales

Hace poco más de 4 años un neurocirujano de la Universidad de Harvard, Eben Alexander, generó gran polémica al postular que "el cielo es real" sobre la base de una profunda experiencia cercana a la muerte. Alexander cuenta en su libro Proof of Heaven que, después de estar 7 días en coma y con el neocórtex desactivado, experimentó una serie de visiones que le otorgaron "una razón científica para creer en la conciencia después de la muerte". 


Si bien no puede considerarse como prueba de la vida después de la muerte, una investigación reciente demuestra el gran realismo que tienen estas experiencias para las personas que las experimentan.

El doctor Bruce Greyson y Lauren Moore hicieron un interesante estudio sobre la capacidad de recordar de las personas que dicen haber tenido experiencias cercanas a la muerte. Analizando estos recuentos, los investigadores notaron cinco factores que parecerían hacer que los recuerdos de estas experiencias no sean muy nítidos ni muy detallados:

1. Las experiencias cercanas a la muerte suelen ocurrir en presencia de paro cardíaco, lo cual generalmente produce amnesia del evento.

2. Pueden suceder bajo la influencia de medicamentos psicoactivos que alteran la memoria.

3. Usualmente ocurren en situaciones traumáticas, que influyen en la memoria.

4. Generalmente son asociadas con emociones fuertes, que influyen en la memoria.

5. A veces son reportadas mucho tiempo después del evento.

Greyson y Moore administraron un examen estándar de características de memoria a 122 personas que habían tenido un encuentro cercano con la muerte. El examen está basado en el hecho comprobado de que las memorias de eventos reales tienden a tener más información de color, sonido y demás datos sensoriales, más información del contexto y más soporte de detalles e información emocional. Al realizar el cuestionario se les pidió que proporcionaran información sobre tres tipos de eventos: el roce con la muerte, otro evento que vivieron cerca de ese período y un episodio imaginario de ese periodo. Los resultados mostraron que los eventos cercanos a la muerte tenían más coeficiente de realidad. Los autores señalan: Las memorias de estos eventos tuvieron mayor calificación en el examen que las memorias de eventos reales, que a su vez tuvieron mejor calificación que las memorias de eventos imaginarios... el hecho de que los registros en el examen fueron más altos en las experiencias cercanas a la muerte sugiere que son recordadas como 'más reales' que los eventos reales, lo que coincide con cómo son descritas.

Aunque esto no puede considerarse como una prueba de que los sucesos que experimentan las personas que tienen una experiencia cercana a la muerte son reales (no bajo la noción de una realidad supuestamente objetiva consensual), al menos nos revela que tienen una nitidez y una consistencia que sugiere que algo especial está pasando en la mente de estos individuos y que no es solamente una fantasía común y corriente. Por otro lado, el hecho de que sean más reales en relación con la riqueza de información que se inscribe en la memoria permite hacernos la pregunta de si esto no es suficiente para considerarlos como reales, como eventos significativamente existentes, en tanto que la misma realidad no puede ser considerada algo que existe más allá de nuestra percepción y de nuestra capacidad de encontrar sentido y configurar una imagen del mundo. Es decir, ya que la realidad es siempre relativa a nuestra observación de la misma, por qué no pensar que estas experiencias son reales y quizás, como señalan los científicos, incluso más que las vivencias cotidianas.