domingo, 7 de mayo de 2017

Geniales tatuajes para disimular cicatrices







Humor periodístico







Tecnicas piscológicas para aprovecharse de la amabilidad ajena

Si quieres que te deban un favor, pide un favor. Suena contraintuitivo, pero, al parecer, funciona. Y, además, te llevas dos favores por el precio de uno. Algo así como lo que decía el Tolstói: «No queremos a las personas por el bien que nos hayan hecho, sino por el bien que les hacemos».

Este fenómeno psicológico se denomina efecto Franklin, y solo es efectivo si se piden favores pequeños. Explica así sus orígenes Richard Wiseman en su libro 59 segundos: En cierta ocasión, Benjamin Franklin, el sabio y político estadounidense del siglo XVIII, estaba deseando obtener la cooperación de un miembro difícil y apático del Congreso del estado de Pensilvania. En vez de dedicarse a hacerle reverencias y halagos, Franklin decidió actuar de una manera completamente distinta. Sabía que aquella persona tenía un ejemplar de un libro excepcional en su biblioteca privada, así que le preguntó si podía tomarlo prestado un par de días. El otro político aceptó, y según Franklin: «Cuando volvimos a encontrarnos en la Cámara, habló conmigo (cosa que nunca antes había hecho) demostrando gran civismo; y a partir de entonces manifestó su disposición a prestarme ayuda en todo momento».

Vendedores de puerta fría
Otras dos técnicas para explotar la amabilidad ajena que usan a menudo los vendedores de puerta fría (los que llaman directamente a la puerta de tu casa sin haber concertado una cita previa para endilgarte, por ejemplo, una enciclopedia médica bellamente ilustrada) son la PEC y la PEP.

La PEP (Pie en la puerta) y la PEC (Puerta en la cara) son muy similares, pero presentan algunas diferencias en la estrategia.

Básicamente, el PEP consiste en abordar a alguien para pedirle un favor pequeño, y más tarde llega el resto de favores. Una táctica que incluso funciona online, como sugiere un estudio publicado por Nicolas Guéguen en 2002.

En la investigación, se solicitaba participar en una pequeña encuesta, algo rápido de responder que no implicaba ni esfuerzo ni apenas tiempo. Una vez completada, se pedía participar en una encuesta online mucho más larga y difícil. Quienes habían sido sometidos a la primera encuesta corta eran más proclives a aceptar someterse a la larga.

Esta táctica también funciona a la inversa, y entonces se llama PEC: si se pide un favor grande, que generalmente será rechazado, entonces se pedirá un favor más pequeño, que generalmente será aceptado: un favor que, sin haberse planteado previamente el más gravoso, no se habría asumido.

Por ejemplo, si pedimos que alguien guarde todas nuestras cosas en su casa en el proceso de la mudanza, nos responderá que no. Pero si, a continuación, pedimos que al menos que nos preste su coche para llevar nuestras cosas a un guardamuebles, tendremos más posibilidades de que nos digan que sí. Sencillamente porque lo segundo es menos molesto que lo primero.

A esta táctica se la llama PEC (Puerta en la cara) porque presumiblemente nos han dado con la puerta en las narices al llamar a la misma solicitando nuestro favor, lo que despierta en la otra persona un deseo de ‘compensarnos’ por ello.

PEC y PEP juegan en la misma liga, pero en sentido contrario. Con todo, PEC parece ser una táctica más eficaz. Al menos es lo que sugiere un estudio presentado en 2011 por Annie Cheuk-ying Chen y sus colaboradores, en el que se recurrió tanto al PEP como a la PEC para persuadir a diversos grupos de estudiantes de que llevaran a cabo un test de aritmética.

El Pie en la puerta logró un porcentaje del 60% de síes. Pero la puerta en la cara se aproximó al 90%.

Junto a la popular psicología inversa, estas estrategias son las más conocidas de los múltiples métodos que existen para manipular a otras personas a fin de que se amolden a nuestros deseos. Y funcionan porque tras ellas hay una explicación evolutiva.

El factor ‘causar buena impresión’
A priori, no parece eficaz que haya evolucionado en nuestro cerebro esta tendencia a ser manipulados y decir que sí a determinadas peticiones en función de cómo se soliciten. Sin embargo, todo cambia si lo analizamos bajo el prisma de lo evolutivamente poderoso que es para todos el factor «causar buena impresión».

Somos animales sociales y nuestra reputación determina nuestra posición en un grupo cualquiera. De este modo, causar buena impresión a los demás resulta prioritario si queremos labrarnos una reputación sólida. Para ello podemos vestirnos de determinada manera, echarnos perfume, disimular la alopecia con un gorro y, naturalmente, resultar amables y hacendosos ante las peticiones de favor de los demás, al menos en cierto grado.

Como abunda en ello Dean Burnett en su libro El cerebro idiota: El cerebro parece estar diseñado para que gustemos (o, según cómo se mire, para que él mismo se guste) a otras personas. Todas las técnicas dirigidas a conseguir la conformidad de otros individuos, posiblemente aprovechan ese deseo que tenemos los seres humanos de causar una impresión positiva en los demás Y es aprovechable precisamente por lo arraigado que está ese impulso en nosotros.
Así que la próxima vez que alguien te pida un favor, tal vez seas víctima, probablemente inconsciente, de tu tendencia a gustar. Y si el que te pide el favor es un vendedor nato consciente de estas debilidades naturales, poco o nada podrás hacer para defenderte. Con todo, aprovechar estas debilidades psicológicas podría ser muy útil para obtener lo mejor de las personas en ámbitos como el civismo, el trabajo remunerado o los estudios académicos.




Hufu, la carne humana sintética especial para caníbales

El Hufu (acrónimo de human tofu) era un producto alimenticio falso. Supuestamente estaba compuesto por un tipo de soja que estaba diseñada para parecerse a la carne humana tanto en el sabor como en la textura. La página web en la que se comercializaba el hufu (eathufu.com) estuvo operativa desde mayo de 2005 hasta junio de 2006, cuando fue cerrada. Los creadores afirmaron que Milla Jovovich acuñó el término después de oír hablar del desarrollo del producto durante el Eurostar de Londres a París. Aunque desde el comienzo los creadores de Hufu plantearon el producto como una broma de mal gusto muchísima gente estuvo interesada en adquirirlo.

El Hufu fue promocionado como "la alternativa saludable a la carne humana" para "caníbales que quieren dejar el hábito", aunque originariamente fue inventado para que los estudiantes de antropología sintieran la experiencia del canibalismo. Su sitio web anunciaba que hufu también era "un alimento muy conveniente para los caníbales. ¡No más viernes por la noche cazando! Quédese en casa y disfrute del delicioso sabor de hufu".

Mark Nuckols (fundador y CEO de Hufu, LLC) –entonces estudiante en Tuck School of Business– afirmó que el concepto de Hufu se le ocurrió cuando estaba comiendo un sándwich de "tofurkey" (sucedáneo de pavo hecho con tofu) mientras leía "Good To Eat: Riddles of Food and Culture", un libro sobre el canibalismo escrito por el antropólogo Marvin Harris.1

Samantha Bee ha entrevistado a Nuckols en el programa The Daily Show. En la entrevista, dijo: "Creo que una gran parte del placer de comer el producto Hufu, es imaginar que estás comiendo carne humana. En ese momento, usted puede unirse fraternalmente a los caníbales... Si realmente quieren experimentar lo más cerca posible una experiencia de canibalismo, Hufu es su mejor opción". Nuckols también fue entrevistado por una variedad de programas de radio y medios impresos, incluyendo The Harvard Crimson y The Stanford Daily.

La página oficial de Hufu fue cerrada en agosto de 2006, cuando aparecieron multitud de quejas en organismos de defensa del consumidor y denuncias por estafa (muchos habían pagado pero nadie había recibido el producto). Según Mark Nuckols, cerró el sitio web simplemente porque "el mundo ha dejado en el pasado el hufu, y el sitio web era demasiado caro para mantenerlo".

El misterio que rodea al asunto hace pensar en que todo fue en una nueva forma de activismo artístico o una broma de mal gusto que llegó demasiado lejos.

"Lámeme el culo", título (aunque no lo creas) de una obra de Mozart

Leck mich im Arsch (en alemán "Lámeme el culo") en si bemol mayor, K. 231/382c, es un canon compuesto por Wolfgang Amadeus Mozart, con letra de autor desconocido en alemán. Es uno de una serie de al menos seis cánones probablemente escritos en Viena en 1782. Compuesto para ser cantado por seis voces como una ronda en tres partes, se cree que es una pieza escrita para sus amigos.

Una traducción literal del título de la canción y de la letra al español sería "Lámeme en el culo". La traducción idiomática correcta es "bésame el culo", "lámeme el culo" o "que te den". Ya que tanto el título como la letra son escatológicos este canon se ha usado en ocasiones como evidencia para intentar probar que Mozart sufría de Síndrome de Tourette, aún cuando esa conjetura no es apoyada por algunos profesionales de la medicina.

Publicación y descubrimiento moderno
Mozart murió en 1791. Su viuda, Constanze Mozart, envió los manuscritos de sus cánones a los editores Breitkopf & Härtel en 1799, aclarando que necesitarían ser adaptados antes de publicarse. El editor cambió el título y la letra de la canción a un más aceptable "Laßt froh uns sein" ("¡Alegrémonos!"), similar al villancico alemán, "Lasst uns froh und munter sein".

La versión original, sin censura, del manuscrito fue descubierto en 1991 en la biblioteca de música de la Universidad de Harvard. Durante el verano anterior, la biblioteca había adquirido una edición de 17 volúmenes de la obra de Mozart. Dentro de esos volúmenes había nueve cánones originales de Mozart, seis de los cuales venían firmados por él mismo, incluyendo el catalogado como KV 231, que ahora nos ocupa, y otra obra del compositor, "Leck mir den Arsch fein recht schön sauber" ("Lámeme el culo hasta dejarlo limpio", catalogado como KV 233 o KV 382d en la numeración revisada). Se asumió que todos eran auténticos.5 Investigaciones posteriores han indicado que este último probablemente se trate de una obra de Wenzel Trnka (1739-1791).

Letra
¡Bésame el culo!
¡Alegrémonos!
¡Quejarse es inútil!
Murmullar, mascullar es inútil,
es la verdadera miseria de la vida,
mascullar es inútil,
¡murmurar, mascullar es inútil, inútil!
¡Así que estemos contentos y felices, alegres!

Pornocracia, cuando las prostitutas gobernaban el Vaticano

Pornocracia es un término de origen italiano, que indica una forma de gobierno que se caracteriza por la fuerte influencia de las cortesanas en los asuntos públicos. Literalmente, significa: "gobierno de las prostitutas".

Por extensión, el término se utiliza para designar a un gobierno corrupto y dado a favoritismo.

El término fue acuñado en el siglo XVI por el cardenal Caesar Baronius, y se refiere a una etapa de la historia de la Iglesia católica caracterizada por la influencia que sobre el papado ejercieron dos mujeres: Teodora, esposa del senador romano Teofilacto I, y la hija de ambos, Marozia.

El rasgo característico de la pornocracia no consiste en el intercambio de favores a cambio de privilegios sexuales, ya que este cambio es típico de cualquier relación entre un poderoso y su concubina. Tampoco es el papel político que la concubina puede ejercer a través de su influencia en los poderosos, porque éste también ha sido común a las esposas o amantes de los potentados a lo largo de la historia. La pornocracia es la capacidad de la concubina para crear un poder personal a través de su relación sexual con un gobernante. Poder que sustituye a la misma autoridad de gobierno e, incluso, sobrevive al propio soberano.

La pornocracia es independiente del género y la orientación sexual de los protagonistas: también se puede desarrollar en el caso de las relaciones poder entre mujeres y cortesanos o favoritos, y en el caso de las relaciones entre personas del mismo sexo.

Dicho periodo, conocido como Saeculum obscurum y como “gobierno romano de las cortesanas”, o como “reinado de las prostitutas”, se inicia en el año 904 con la elección como papa de Sergio III. Según algunos autores, finaliza en el año 935, cuando el papa Juan XI, hijo de Marozia, y esta misma fueron encarcelados por Alberico II, hijo también de Marozia (fruto de su primer matrimonio). Los papas que ocuparon la silla de Pedro durante este periodo fueron: Sergio III, Anastasio III, Landón, Juan X, León VI, Esteban VII y Juan XI.

Según otros autores, esta etapa se prolonga hasta el año 964, incluyendo los papados de León VII, Esteban VIII, Marino II, Agapito II y Juan XII, los cuales estuvieron marcados por una nueva influencia: la ejercida por el hijo de Marozia, Alberico II.

La fiabilidad histórica de las acusaciones hechas contra Teodora y Marozia es una pregunta abierta. Gran parte de la evidencia deriva de la historia de la Liutprando, obispo de Cremona. Pero Liutprando participó en la Asamblea de los obispos que depuso Juan XII y era un enemigo político de Roma, descrito por la Enciclopedia Católica como ' a menudo fuertemente partidista y con frecuencia injusto hacia sus oponentes'. En este punto de vista, los que se describen como los peores excesos de la época podrían considerarse un "chisme eclesiástico", un uso típico de la sátira medieval, como la que se originó la leyenda de la Papisa Juana.

Pedro Fedele ha desmantelado la mayoría de las acusaciones, lo que demuestra que entre sus contemporáneos, incluyendo los miembros de la corte bizantina, no sólo 'no circulaba' crítica alguna de este tipo, sino que las mujeres de la familia se consideraron incluso morigeradas. Las acusaciones, de hecho, se originaron en la obra del escritor pro imperial Liutprando, quien también influyó en la redacción de la Chronicon de la Abadía de Farfa, conocido como un centro para la difusión de ideas filo imperiales a menudo adversas al papado y su entorno. De esta fuente las tomó, de manera acrítica, el historiador Cesare Baronio.

Lista de los papas durante pornocracia

  • Sergio III (904 - 911), supuesto amante de Marozia
  • Anastasio III (911 - 913), presunto hijo de Sergio III y Marozia
  • Landón (913 - 914)
  • Juan X (914 - 928), se supone que matando Marozia
  • León VI (928 - 928), supuesta amante de Marozia
  • Esteban VII (928 - 931)
  • Juan XI (931 - 935), otro presunto hijo de Sergio III y Marozia
  • León VII (936 - 939)
  • Esteban VIII (939 - 942)
  • Marino II (942 - 946)
  • Agapito II (946 - 955)
  • Juan XII (955 - 964), hijo del Conde Alberic II de Spoleto, conocido por su conducta poco ortodoxa

"Metal Machine Music" el disco de Lou Reed considerado el "peor de la historia"

Metal Machine Music es el quinto disco de Lou Reed lanzado en 1975 por RCA. Este trabajo resultó ser un fracaso comercial y comúnmente considerado uno de los peores discos de la historia a causa de su sonido basado en cacofonías abstractas sin desarrollo lógico. 


Aunque para muchos este disco es una estafa, Reed siempre ha declarado que no era un disco venganza contra RCA ni una tomadura de pelo para nadie, sino que era un concepto de disco que venia madurando desde los últimos 6 años y que no había podido desarrollar principalmente por cuestiones técnicas. Sin embargo cuando decidió sacar el disco, lo grabó en apenas 24 horas con unas cuantas guitarras desafinadas y con material técnico desactualizado.

Lou Reed ya había hecho de todo tanto en lo musical y lo que concierne a drogas llegando a inyectarse en vivo, pero había decidido superar todo con este trabajo, el cual ya se estaba gestando 6 años antes de su lanzamiento.

Su compañía discográfica lo estaba aplazando porque querían otros éxitos como las canciones "Walk on the Wild Side" o "Perfect Day" y se había hecho larga la espera desde el último disco. Reed estaba cansado ya de RCA y quiso dar fin a su contrato. Así surgió otra razón para hacer este disco.

Como el disco obviamente era bastante anormal, la compañía tuvo bastantes reparos a la hora de editarlo, pero como en los años 70 el tema de la experimentación estaba en su punto álgido, finalmente RCA decidió editarlo a través de su sello para discos experimentales, Blue Point (La intención original de Reed era publicarlo a través de la filial de música clásica de la RCA, Red Seal). Blue Point, con todos los temores del mundo decidió editar 1.500 copias, una cantidad ínfima para un artista como Lou Reed. Mucha gente que pudo conseguir en su dia una copia del disco decidió devolverlo a las tiendas por considerar que o bien estaba roto o que era una estafa. El hecho de que no sacase más copias hizo que automáticamente el disco se convirtiera en todo un objeto de culto y por el cual se pagan auténticas fortunas hoy día. El disco contenía en su interior un manifiesto egocéntrico. Lou Reed dijo que no conocía a nadie salvo a él mismo que hubiese escuchado entero el disco. También decía cosas como que lo usaba para dormir bajando el número de revoluciones al tocadiscos. Pero incluso con esas afirmaciones, Lou Reed siguió defendiendo este disco como una de las mejores cosas que había hecho en su vida.

Puedes escucharlo a continuación:

¿Que tal si hoy comemos "arañas fritas"?

La araña frita es un plato regional de Camboya. En la ciudad camboyana de Skuon, los habitantes comen arañas fritas como aperitivo cotidiano. 


Las arañas también se encuentran en el resto del país (por ejemplo, en Phnom Penh), pero Skuon, una ciudad mercado a 75 km de la capital, es el centro de su popularidad. Las arañas se crían en agujeros del suelo en pueblos al norte de Skuon, o se cazan en los bosques cercanos, y se fríen en aceite. No está claro cómo empezó esta costumbre, pero algunos han sugerido que la población pudo empezar a comer arañas por la escasez de comida provocada por años de gobierno de los Jemeres Rojos.

Las arañas fritas son una especie de tarántula llamada a-ping en camboyano, que tiene el tamaño aproximado de la palma de una mano humana. Un libro de viajes las identifica como Haplopelma albostriatum, también conocida como la tarántula cebra tailandesa, y señala que el nombre común de esta especie ha sido ‘araña comestible’ desde hace más de 100 años. Sin embargo, la popularidad del plato es un fenómeno reciente, desde quizá tan tarde como los años 1990. El mismo libro detalla la forma de preparación: las arañas se tiran a una mezcla de glutamato monosódico, azúcar y sal; se fríe ajo machacado en aceite y se añaden las arañas, friéndolas hasta que «las patas están casi completamente tiesas, momento en el cual el contenido del abdomen no está demasiado líquido».

El sabor ha sido descrito como insulso, «bastante parecido a un cruce entre pollo y bacalao», con un contraste en textura del exterior crujiente con el interior tierno. Las patas tienen poca carne, mientras el cuerpo y la cabeza tienen «una delicada carne blanca dentro». Hay a quienes no les gusta el abdomen, ya que contiene una pasta marrón formada por órganos, posiblemente huevos, y excremento. Algunos consideran al plato una delicia mientras otros recomiendan no comerlo.

Caza al queso rodante, una carrera muy curiosa

El festival del queso rodante, cuyo nombre original en inglés es Cooper's Hill Cheese-Rolling and Wake, es un evento anual que se celebra el último lunes de mayo (bank holiday de primavera) en la colina de Cooper cerca del distrito de Gloucester, Inglaterra. Aunque es un evento tradicional de la pequeña localidad de Brockworth, ha ganado fama internacional.


Desde lo más alto de la colina se lanza un queso Double Gloucester que pesa entre 7 y las 9 libras (cerca de cuatro kilos). Los competidores deben correr a por él bajo el cerro. La primera persona que agarra el queso (o quien estuvo más cerca de atraparlo) y alcanza la línea de meta gana el queso. En total, se celebran hasta cuatro carreras cada año.


Dada la cantidad de gente que participa y las velocidades alcanzadas por la inclinación de la colina, las caídas, lesiones y otros accidentes son muy frecuentes.


Se desconoce el origen de esta festividad. Las primeras referencias escritas sobre la misma datan de 1836. A partir de 1884 se convirtió en una cita anual para los periódicos comarcales. A lo largo de la historia se han realizado cambios, como la inclusión de un maestro de ceremonias que lanza el queso.


"Caprichos" los "edificios incomprendidos" (que no sirven para nada)

Un capricho, o también folly (vocablo inglés para designar «locura» o «extravagancia») o folie (vocablo francés con el mismo significado que en inglés) es un elemento construido de jardín, fruto de la fantasía de su autor.

Un ejemplo contemporáneo que hace uso de las folies como elemento articulador de la ordenación de un moderno parque urbano es el parque de la Villette de París, del arquitecto Bernard Tschumi.


Varias folies rojas se alinean junto al canal de agua del parque de la Villette de París.
Orígenes, naturaleza y características
Entre los referentes de este tipo de trabajo se encuentran en los caprichos plásticos de la pintura y el grabado deiciochesco, donde sus autores emplean y representan imágenes de ruinas, arquitecturas o elementos arquitectónicos reales pero a partir de combinaciones y contextos que ellos mismos fabrican. Entre los artistas célebres que han desarrollado este tipo de trabajos se destacan Pannini y Tiépolo. En 1735, por ejemplo, Pannini desarrolló su Capricho romano: el Panteón y otros monumentos, fantasía arquitectónica donde sitúa edificios y monumentos de Roma en un contexto insólitamente rural.

James Wyatt y Barbara Coventry, Torre de Broadway, Inglaterra, 1794.
Como pequeñas construcciones, a menudo de carácter romántico, los caprichos arquitectónicos poseen distintas formas y funciones: pabellón, torre, puente, cascada, ruinas, gruta, casa de conchas, rotonda, esquinazos, se construyen en un parque o en un jardín. Por su disposición y su sucesión, garantizan la articulación de las distintas zonas y realzan las rutas de los paseos dentro del jardín.

Se trata de edificios extravagantes o caprichosos hacen hincapié más en la expresión artística que sobre el aspecto funcional. Las «fábricas» (elementos edificados) que subsisten se construyeron en duro, a veces para parecer un edificio antiguo parcialmente en ruinas, sin embargo una gran parte de entre ellas fueron construcciones transitorias. Construidas con ayuda de enrejados de madera, servían de decorado con motivo de fiestas campestres puntuales.

Dolmen, folie natural del parc Jean-Jacques Rousseau en Ermenonville.
Las fábricas de jardín conocieron una gran popularidad desde finales del siglo XVI hasta principios del siglo XIX, conjuntamente al desarrollo de Romanticismo y de los jardines a la inglesa. Más allá de su aspecto decorativo, el aspecto utilitario de estos edificios a menudo fue desdeñado. Por esta razón, las fábricas de jardín a veces se calificaron de «edificios incomprendidos».
Templo de la filosofía en el parque Jean-Jacques Rousseau, siglo XVIII, deliberadamente construido desde un principio en ruina.
Tipologías de fábricas de jardín
Los elementos construidos del jardín («fábricas») generalmente se agrupan en cuatro tipologías pintorescas principales:
  • fábricas clásicas, inspiradas en la antigüedad, como templos, rotondas o columnatas con motivos arcaizantes;
  • fábricas exóticas, inspiradas en elementos arquitectónicos de países lejanos, como pagodas, puertas chinas, pirámides;
  • fábricas naturales, que reproducen dolmenes, grutas o roquedales artificiales;
  • fábricas campestres, inspiradas en las arquitecturas vernaculares, como cabañas, chozas.
Según la importancia de los parques, los cuatro grupos cohabitan o se suceden en el desarrollo de un paseo y en el descubrimiento del jardín. Por ejemplo, en el jardín inglés del Pequeño Trianon de Versalles, el paseante cruza por las rocas y las grutas, se detiene en el templo del amor o en el Mirador antes de que alcance la Aldea de la Reina y el conjunto de las cabañas.



Ginecomastia, cuando los hombres tienen senos

Ginecomastia es el agrandamiento patológico de una o ambas glándulas mamarias en el hombre. 

Este trastorno suele estar asociado a una hiperprolactinemia (exceso de prolactina en sangre que también se sintetiza en varones).También puede ser causada por hiperestrogenismo derivado de una patología hepática como la cirrosis, ya que el hígado no es capaz de metabolizar los estrógenos. Los varones sometidos a tratamiento con estrógenos pueden desarrollar acúmulos de grasa en forma de mama, lo que se conoce como pseudoginecomastia, si bien es frecuente que llegue a desarrollar verdaderas mamas a lo que se llama ginecomastia. Es la patología mamaria más frecuente en el sexo masculino. Los varones obesos también suelen desarrollar una pseudoginecomastia, normalmente ocurre en la pubertad desde los 11o 14 años hasta los 20 o 21.

Una vez descartadas enfermedades secundarias que puedan provocarla puede resolverse con cirugía plástica o a veces con una liposucción simple.

En la ginecomastia puberal es conveniente esperar y si no se resuelve espontáneamente se extirpa quirúrgicamente. Se suele realizar mediante una técnica de cirugía endoscópica que permite explorar con detenimiento el seno y extirpar al mismo tiempo el tejido necesario. Los resultados suelen ser satisfactorios.

También se puede realizar una liposucción si la cantidad de tejido graso es importante. En las pseudoginecomastias, dado que el aumento es debido a la acumulación de grasas, la liposucción es muy útil para reducir el volumen.

En ocasiones puede aparecer en personas que están tomando determinados medicamentos, como un efecto secundario de los mismos. Los fármacos que con más frecuencia presentan este problema son: principalmente puede ser asociado con el empleo de inhibidores de la bomba de protones así como Calcioantagonistas, Yolagogo, Digital, Estrógenos, Griseofulvina, Isoniacida, Finasterida, Metildopa, Fenitoína, Espironolactona, cimetidina y los anabolizantes esteroideos.

Intervención
La intervención se realiza mediante una incisión en la aureola siguiendo la curva natural en forma de círculo desde donde el cirujano extrae la glándula mamaria que es la que provoca el exceso de volumen mamario. En algunos casos no es necesario la extracción y con una liposucción se succiona el exceso de grasa a través de una cánula. El tratamiento más común es la combinación de los dos.

La intervención tiene un tiempo medio de entre una y dos horas por mama, la hospitalización depende de la gravedad de la operación siendo muchas veces necesaria, y la anestesia suele ser general, ya que el procedimiento es parecido al extirpamiento de los pechos en las mujeres

Postoperatorio
Una vez realizada la operación es necesario guardar reposo absoluto durante las primeras 48h, donde el paciente se encuentra en una posición semireclinada. En este tiempo, es posible que el paciente sienta una molestia, muy parecida a la sensación de agujetas en el pecho. Las dos semanas siguientes el paciente debe evitar o limitar las actividades físicas y hasta los 30 días es necesario llevar una faja quirúrgica.

Una vez pasados 30 días el paciente puede volver a reanudar el ejercicio físico.

Contraindicaciones
La intervención de ginecomastia está contraindicada para fumadores o personas con problemas con el alcoholismo, así como para personas con enfermedades cardiovasculares, autoinmunes, sistémicas o con problemas de coagulación.